viernes, 18 de abril de 2008

Barcas

Barcas

La burbujas sin escobas

Se montaron sobre la mañana

Mis pies caminaban con paso de gigante

Juraba que caminaba para adelante

Pero el camino, camino por tus labios

Suaves y dominantes

Sinuoso delicado

Las barcas de la bahía se notaban distantes

Y unos ojos despertaban al amanecer

Un bastón en una mano imagino

Que su mundo era en vano

Pero tu piel gitana

Conjuro mi alma extravía

Y me puso en camino

En el andén infinito

El dolor se transformo en lágrimas

Y imaginación se trasformo en los hechos

Silencio callado del verano

Se retiro en tempestad

En la mirada

1 comentario:

Alicia María Abatilli dijo...

Bienvenido!!!!
Se te extrañaba Gonzalo.
Un abrazo gigante.
Bellísimo tu poema.
Alicia