sábado, 20 de septiembre de 2008

Canto de Alfombras


cantaban las alfombras
y tu piel desnuda jugaba
como asolada en la tempestad
desnuda
algunos pesares en trapo enarcados.

se deslizaba en deseo
deseo mezquino
que paga como una mala moneda
algunos buenos alimentos...

sobre la lejanía las estrellas
los mástiles apagados
ya no existía
no eras presente en las noches
en montañas de estrella luminosa
tu piel en las alfombras.

regrese a Madagascar
y sus saludos amables
como manzanas de confite's
el conde desapareció por la avenida
de los reyes
y los signos seguían marcando mi sien
ya no rebelde
si a la espera de que esto volviera
no como tus pies desnudos
sobre la cama
y el sonido
silencioso...

si el amor de espumas
azotando
mis sueños
sin buscar
en la oposición
en las diferencias
como brebaje eterno
ríos de Madagascar
puentes y avenidas
como un juego de colores
de brisa saludan los pasos
ahora el dinero busca mis bolsillos
extraviado's en esas calles
para cumplir en la inmaterial realidad
su misión y sus misiones

1 comentario:

magda dijo...

Me gustan tus poemas, extrañost, difíciles porque dicen mucho más de lo que a simple vista parece. Éste me deja un regusto amargo. Sin duda volveré a leerlo otra vez.